La silla más vendida de la historia

Sin duda la silla más vendida de la historia es la silla nº 14 apodada con varios nombres como la silla Thonet (en honor a su creador) o silla bistro, esta silla encontró rápidamente un lugar en los cafés de Viena, ganándose también el apodo de la «silla de café». El por qué es conocida como silla n.º 14 viene a partir del puesto que ocupaba en el primer catálogo de sillas que apareció.

Fue diseñada por el mismo Michael Thonet en 1859 y fabricada por su empresa ‘Thonet’. Su precio asequible y diseño simple la convirtió en uno de los modelos de sillas más vendidos de la historia, se llegaron a fabricar unos 50 millones de unidades entre 1860 y 1930 y 30 millones de unidades desde entonces hasta hoy.

Gracias a su bajo peso, precio atractivo y su fuerza legendaria, esta silla número 14 es considerada como un clásico del diseño, obtuvo una medalla de oro cuando fue mostrada en la Exposición Mundial de París de 1867. Esta hecha de seis piezas de madera curvada al vapor, diez tornillos y dos tuercas.

Se fabricó usando una única tecnología de doblado al vapor que requiere años de perfeccionamiento con listones de madera de haya calentados a 100 °C, prensados en moldes de hierro fundido y dejándolos secar a una temperatura de alrededor de 70 °C durante 20 horas. Otra de sus propiedades es que se podía suministrar desensamblada para ahorrar espacio durante el transporte.

Vea el catálogo completo en  topconfort.com